Intensificación de naturaleza y aire libre para este curso 2020/21

Ilusión y prudencia son dos de las palabras clave que han definido nuestro arranque de este inusual curso académico 2020/21. Ilusión por el deseado reencuentro entre alumnos y profesores, tras medio año de contacto a distancia.

Ilusión también por poder seguir articulando nuestra misión educativa: formar personas. Acompañándolas integralmente en el día a día. Viéndonos las caras. Trabajando juntos.

Prudencia articulada a través de un plan de promoción de la salud, que más allá de las medidas estrictas de uso de mascarilla, grupos burbuja y distancias de seguridad, busca diariamente, y más que nunca, el sacar el máximo provecho de las instalaciones verdes del campus del colegio, en Teo: un espacio natural abierto, rodeado de bosque.

Este curso escolar el Colegio ha seguido apostando, como todos los años, por el deporte como pilar integral de su proyecto educativo: Mens sana in corpore sano. Los alumnos de todos los cursos tienen sesiones de Educación Física y juego diarias, por la tarde, al finalizar el día escolar. Siempre que el tiempo lo permita, dichas sesiones se desarrollan al aire libre.

A través del juego al aire libre se articula también el pilar del aprendizaje natural de lenguas, tan característico de nuestro centro educativo, que apuesta por la inmersión lingüística en edades tempranas, y con máxima exposición, como contexto idóneo para la adquisición natural de nuevos idiomas.

El colegio sigue enfatizando su programa específico de materias STEM (ciencias, tecnología y matemáticas), también procurando, en la medida de los posible, la realización del mayor número de sesiones en el exterior: llevando la realidad del entorno a la materia de clase.

De momento, el balance de este primer mes de clase ha sido positivo. ¡Toquemos madera!

0 Me gustas
105 Vistas

También te puede gustar

Los comentarios están cerrados.