Senses-Based Learning – Early Childhood education (in Spanish)

¿Qué capacidades y habilidades podemos y deberíamos desarrollar en los primeros años?

¿Qué aspectos del curriculum deberíamos enfatizar entre los 3 y los 6 años?

La experiencia constata y los últimos conocimientos sobre el desarrollo del cerebro confirman que, aunque aprendemos toda la vida, hay edades especialmente aptas para ciertos aprendizajes. Concretamente, en los niños podemos concluir que son los aprendizajes que requieren de los sentidos los que debemos potenciar, puesto que en estas edades existe una especial sensibilidad innata y potencial plasticidad cerebral asociada a los mismos, que disminuye con la edad.

En esta reflexión empezamos por referirnos a los aprendizajes basados en la audición: la adquisición del lenguaje y la apreciación musical.

Los niños tienen una facilidad manifiesta para captar los sonidos y ritmos. Por ello, son capaces de adquirir una perfecta pronunciación, incluyendo la entonación, así como la sintaxis básica, para un segundo o tercer idioma, además de la lengua materna. De esta manera, ganamos tiempo para que en años posteriores puedan añadir un idioma adicional, sin que ello suponga un esfuerzo excesivo.

Igualmente, los niños pueden llegar a apreciar las melodías musicales, cantar afinadamente, e incluso componer o aprender a tocar un instrumento si la metodología es la adecuada.

Pasando al sentido de la vista, ¿qué decir de la capacidad de observación? A los niños les gusta observar de forma espontánea. Estimulemos, pues, esta curiosidad natural con preguntas y entornos adecuados: las plantas y animales nos permiten multitude de actividades prácticas que los introducirán en el método científico (basado en la observación) sin darse cuenta.

También la vista y la capacidad de observación son las claves para establecer la metodología de la aproximación a las matemáticas. La manipulación de objetos que se pueden contar, agrupar y clasificar facilita el aprendizaje de conceptos como los números, las dimensiones, las formas, la adición y la substracción, como un juego divertido.

También basándonos en el sentido de la vista, podemos desarrollar el lado creativo, a través de los colores, las texturas y las formas, al mismo tiempo que pueden aprender a utilizar distintas herramientas de dibujo y pintura, que les ayudarán a mejorar su coordinación viso-manual y sus habilidades motrices finas.

Equipo Educativo de Educación Infantil/Early Childhood, de Chester College International School

0 Likes
839 Views

You may also like

Comments are closed.